Blogia
TRAVELLING

David Benavente: en Chile el lenguaje audiovisual no es valorado como herramienta de aprendizaje.

David Benavente: en Chile el lenguaje audiovisual no es valorado como herramienta de aprendizaje. Si bien se dice que la actual generación y la sociedad contemporanea en general está fuertemente influenciada por el atractivo de las imágenes en movimiento -largometrajes, cortos de animación, documentales, video juegos, cd room interactivos-, lo cierto es que un gran porcentaje de estos diferentes formatos audiovisuales están destinados a satisfacer sólamente las necesidades de entretenimiento, o a llenar el tiempo destinado al ocio.

Ahora bien, concentrándonos sólamente en la realidad nacional, el gran potencial que tienen los productos audiovisuales como herramienta al servicio de la educación, pero fundamentalmente en beneficio de los procesos de aprendizaje, está definitivamente desaprovechado y sub valorado por parte e las autoridades del ministerio de Educación, a juicio de David Benavente, académico de la Universidad Alberto Hurtado.

Producto de esta desalentadora realidad, el sociólogo, audivisualista y actual director del Centro EAC de las Artes de la Comunicación de la Universidad Alberto Hurtado, David Benavente, (figura relevante en materia de comunicación en Chile desde los años sesenta, considerando que fue director del centro de Artes de la Comunicación de la Pontificia Universidad Católica de Chile, hasta su desmantelamiento a mediados de los setenta) decidió organizar, junto a sus colaboradores, una instancia de reflexión en torno al influjo y la utilización del lenguaje audiovisual en los procesos de aprendizaje -en la enseñanza básica, media y universitaria- en un país que durante el segundo tercio del siglo pasado fue líder en la región en materia de realización cinematográfica.

Para tal efecto el Centro EAC, desarrolló entre el lunes 15 y el jueves 18 de noviembre de 2004 el Primer Seminario - Muestra Internacional de Lenguaje Audiovisual y Aprendizaje, en el Salón de Conferencias de Archivo Nacional. Al encuentro se invitó a exponer fundamentalmente sus experiencias prácticas a educadores, académicos y audiovisualistas de: Perú, Argentina, Estados Unidos y Chile.

En esta primera versión se congregaron un total de 78 participantes, provenientes de diversos ámbitos profesionales, entre otros: profesores universitarios y de educación básica y media, realizadores audiovisuales, sociólogos, periodistas, sicólogos, un ingeniero en sonido, una historiadora y varios estudiantes de periodismo y sociología.

En entrevista exclusiva concedida a TRAVELLING, en su departamento de Providencia, David Benavente comienza su crítico análisis sobre los orígenes del estancamiento audiovisual como material de expansión del conocimiento señalando que "durante el periodo del gobierno militar hubo una gran restricción del uso del lenguaje audiovisual, concretamente del cine en el aula o en cualquiera situación educativa; puesto que se consideraba que el cine per se era subversivo y que estaba vinculado a movimientos que los militares persiguieron duramente aquí en Chile. De tal manera, que durante ese periodo se cerraron prácticamente todas las escuelas de cine y, por lo tanto, no hubo ninguna formación en el campo del lenguaje audiovisual; por lo que eso se empobreció muchísimo..."

EL AUDIOVISUAL EN LA CLANDESTINIDAD.

A pesar de las múltiples restricciones civiles que hubo, sobre todo, durante los primeros años de dictadura en Chile existieron personas ligadas al mundo del cine y del audiovisual que de todas maneras continuaron relizando sus producciones o efectuando actividades como exhibición de películas. Benavente rememora aquellos días de la siguiente manera "...sí hubo bastante actividad de creación audiovisual entre clandestina y alternativa en Chile..., dentro del documental hubo una actividad cuantitativamente pequeña, pero cualitativamente muy densa, muy importante: como la hecha por Ignacio Aguero. Yo mismo hice películas. Buscamos nuestras propias audiencias para poder mostrar lo que hacíamos; por lo menos yo hacía video-foros para establecer un espacio de conversación..., de tal forma, que en ese contexto ya se estaba generando un vínculo entre el lenguaje audiovisual y una situación de aprendizaje grupal"

Tras largos diecisiete años de oscurantismo en lo que respecta al desarrollo audiovisual -salvo honrosas excepciones- y con la llegada de la democracia (marzo de 1990) el panorama podría haber cambiado radicalmente, -si tomamos en cuenta el ejemplo de la exitosa campaña de televisión del "NO"- pero luego de catorce años de administración del Estado por parte de la Concertación, las autoridades del ministerio de Educación, -a pesar de las iniciativas y los fondos destinados para el audiovisual en el ámbito de la educación y el aprendizaje- no han canalizado de una manera óptima el tremendo potencial que el uso de los diferentes formatos audiovisuales, y principalmente el documental, puede ofrecer en este campo. Sobre todo, considerando los múltiples desafíos que como país debemos afrontar en un corto y mediano plazo para dar el salto definitivo a la modernidad; que se ha propuesto como tarea central de su gestión la Presidencia de la República para el año 2010, cuando celebremos el Bicentenario.

POLÍTICAS EDUCACIONALES INSUFICIENTES.

Respecto a este panorama Benavente saca sus propias conclusiones "Cuando se instaura de nuevo el régimen democrático, con todas las limitaciones...el ministerio de Educación no percibió el tema de que el lenguaje audiovisual podía ser una herramienta muy útil para desarrollar, estimular o motivar procesos de eseñanza y aprendizaje; y a lo que se dedicó fue a dotar de infraestructura y a darle a esa infraestructura -que era muy pobre y que estaba muy atrasada- alguna tecnología audiovisual: televisores, pasa-películas y algunas cámaras, pero sin ningún criterio sistémico, pensando tal vez, que no era conveniente hacer eso porque la tecnología iba a ir tan rápido que en dos o tres años una cámara podría quedar obsoleta... Además, no se capacitó a los profesores y aún no se los capacita"

Si bien el académico reconoce los múltiples esfuerzos que se han emprendido para modernizar la educación chilena en muchos ámbitos, en lo que respecta a la implementación de un programa maestro para dotar a la enseñanza básica, media y universitaria de un completo programa de apoyo audiovisual, él considera que se ha impuesto el criterio de ciertos personeros "...más o menos expertos en materia de educación que sostienen que esto del lenguaje audiovisual no es una cuestión tan importante, porque en realidad ahora estamos en otra época. Estamos en la época de la internet, de las TIC's (Tecnologías de la Información y la Comunicación); pero la tecnología sin lenguaje no sirve para nada a mi juicio. O sea, lo que tu haces es usar la tecnología para crear un lenguaje y comunicarte con personas (se refiere a Travellling, informativo digital especializado en la industria audiovisual). La esencia sigue siendo el contenido, de cómo tú escribes electrónicamente con multimedia. Lo importante aquí es que se cree un lenguaje que pueda establecer vínculos entre las personas. Todo eso a nivel del sistema educacional chileno es muy pobre. El ministerio de Educación prácticamente no hace ningún énfasis en esto. De hecho nosotros hicimos una encuesta entre cincuenta educadores para evaluar el interés existente por las temáticas que se tratarían en el seminario. Si bien quedo de manifiesto el interés por la relevancia del lenguaje audiovisual como material de apoyo en el aula, se comprobó que la gran mayoría no lo usaba; porque en definitiva no sabía cómo usar estas herramientas, ni mucho menos dónde encontrarlas" (nota del editor: el profesor Benavente se refiere fundamentalmente al uso del documental y a la realización de estas películas entre los profesores y los alumnos)

LENGUAJE AUDIOVISUAL Y APRENDIZAJE: EXPERIENCIAS PRÁCTICAS.

Entre las experiencias destacadas por Benavente se cuenta la presentada por Arsenio Aguilar, profesor de enseñanza básica de la Escuela Aquelarre de Quicaví de Chiloé, que en su calidad de director del canal escolar Tve8 demostró a los asistentes y al resto de los panelistas los resultados de una labor que luego de años de trabajo a permitido generar todo un cambio, tanto en la personalidad y capacidad creativa y cognitiva de sus alumnos, como en su entorno social; ya que en conjunto con Aguilar son ellos mismos los que se encargan de producir el material audiovisual que es difundido a través de la señal de cobertura local que poseen. Además, éste proyecto ha permitido una integración de parte de toda la comunidad, especialmente de los apoderados y demás miembros de las familias de los níños, sus compañeros y el conjunto de profesores y funcionarios de la Escuela Aquelarre.

Otro de los ejes temáticos centrales sobre los que se debatió se refiere la capacidad que tiene el lenguaje audiovisual de generar una comprensión mucho más lúdica y atractiva por parte de los alumnos, además de la dinámica que significa el crear interés por profundizar los conocimientos adquiridos de determinada materia, a partir de la observación de un documental o una película de ficción, al respecto Benavente grafica esta experiencia de la siguiente manera "Si yo como profesor de Dramaturgia necesito que mis alumnos comprendan cómo opera la estructura de una obra dramática, en vez de conminarlos a leer en primera instancia la "Poética Aristotélica" les proyecto una película sobre Edipo Rey; pero en vez de pasar una versión densa y muy intelectual les proyecto la versión filmada por Pasollini. Con esto, puedo generar una comprensión mucho más dinámica del arte de contar historias dramáticas y después será mucho más fácil para mis alumnos revisar el mencionado texto aristotélico e incluso ellos mismos se pueden motivar a leer otros tratados u obras al respecto. Incluso, aprovechando las bondades que ofrecen los buscadores en internet. De esta manera y con el apoyo de el material audiovisual yo puedo lograr una serie de objetivos: motivar, comprender mejor y profundizar en la interpretación del desarrollo de una escena y de la obra en su conjunto, entre otros."

EXPANDIR LAS REDES PROFESIONALES Y SOCIALES.

Después de casi una semana de exhibición y análisis de documentales, de ponecias con diversas experiencias prácticas y de un debate final para reflexionar sobre las conclusiones a las que se llegó luego de esta innovadora experiencia de análisis del influjo del lenguaje audiovisual en el aprendizaje, David Benavente considera que "la única manera de intensificar esto es avanzar en el establecimiento de redes sociales. Conectando gente que está haciendo distintas cosas, pero que están en un mismo espíritu, en una energía, en una cierta dinámica y que eso que hacen; ya sea en un colegio en el sur del país o en no de la capital, como el Colegio La Giroutte; o lo que hace el Centro EAC, podamos incentivar las redes con el propósito de generar instancias de encuentro en pos del desarrollo del lenguaje audiovisual y en beneficio del aprendizaje; ya sea utilizando el cine argumental o de ficción, el documental y la multimedia"

David Benavente es Sociólogo de la Pontificia Universidad Católica de Chile (1966)
Participó en la Reforma Universitaria como Director General de la Vice-Rectoría de Comunicaciones y Extensión Universitaria de la PUC.

Fundador y director de la EAC Escuela de Artes de la Comunicación (teatro, cine, televisión) de la Pontificia Universidad Católica de Chile. (1968-1973)

Estudia Cine en el American Film Institute de Los Angeles, California. Entre 1966 y 1967, con una beca de la Fundación Fulbright y en Inglaterra con una del British Council.

Dramaturgo y productor de las obras: "Tengo Ganas de Dejarme Barba", "Pedro , Juan y Diego", "Tres Marías y una Rosa" y "Excavación Profunda", entre otras.

Realizador y productor de cine y video: "El Willy y la Myriam" (1983), "Vivir la Madera" (1994) y "Transterrados Españoles" (2000), entre otras obras de una extensa filmografía; fundamentalmente del género documental.

Autor de varios libros, entre los que se cuentan: "A Medio Morir Cantando" (1983) y "Homo Faber" (1987).

Actualmente es director del Centro EAC de las Artes de la Comunicación de la Universidad Alberto Hurtado, la Universidad Jesuita de Chile.

Por Marcelo Lara García.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Gisela Reimann -

hola paisanos, quisiera saber como puedo comunicarme con el Sr. Benavente, algún email pues quisiera tratar asuntos de familia importantes, respecto a su hermano, mil gracias!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres